www.lacalledeltoro.com

El Quiebro

Es la hora

Es la hora

Que todo el mundo haga un pensamiento responsable y que vea qué tiene mejor que hacer el día 13 de marzo de 2016. Es el día. Por eso no debemos fallar. Es muy importante que estemos todos los que podamos. No valen excusas.

Hace ya tiempo que no escribo. Me faltaba motivación. No quería escribir sobre temas que tuviesen algo que ver con los antitaurinos y demás. Pero bueno, si no hay más remedio me tocará nombrarlos, aunque ahora sí, con un motivo por el que vale la pena hacerlo.

Motivado y con fuerza me veo ahora. La razón, la manifestación que está programada para el día 13 de marzo en Valencia. Las ganas me las han transmitido todos los profesionales y aficionados que se han volcado con la organización de este evento. Es impresionante el trabajo que están realizando, todos desinteresadamente y con el objetivo común de decir ¡Ya basta! De mirarle a los ojos, por ejemplo, al alcalde de Valencia, el señor Ribó, que nos trata con odio y desprecio. Algo que me cuesta comprender viniendo de alguien que se supone que es una autoridad y que debería de, por lo menos, escuchar. Pero como no quiere, mejor le obligamos a que lo haga a base de gritos reivindicativos, asistencia masiva y con una marcha pacífica. Es la única manera de decirle a él y a todos los políticos que nos desprecian que estamos aquí, que no somos ciudadanos anacrónicos de segunda categoría y que nuestra sangre española es igual de roja que la suya. Simplemente nos gusta una fiesta, una cultura, una forma de vida, que aunque les cueste comprenderla, es la nuestra y deberían respetarla, no querer imponernos sus modas y sus pensamientos.

Por eso no debemos fallar. Es muy importante que estemos todos los que podamos. No valen excusas. En Castellón, en el 15-F, fuimos unos 15.000, pero podríamos haber sido 100.000. Se echó de menos a muchos, y eso no puede volver a suceder. De mi peña fuimos cuatro, ¿Por qué no vinieron los 23 que la formamos? Algo falló. Falta de compromiso, falta de responsabilidad. Estamos obligados a ir si es que de verdad queremos que esta fiesta perdure. Rodadores tampoco vi muchos, por no hablar de figuras del toreo. No vale el decir: “Yo la defiendo jugándome la vida delante del toro”. Y el ganadero con su tiempo, dedicación y dinero; el aficionado comprando su entrada; el empresario con su negocio... todos aportamos cosas para que esto funcione, pero es nuestra responsabilidad hacer acto de presencia y aportar nuestro granito de arena. Que se vea nuestra fuerza de una vez por todas. Es la hora de alzar la voz, de decir basta al ninguneo. Es la hora de hacerlo, no de decirlo. Es la hora de intentar explicar a una sociedad influida por las redes sociales y toda la basura que se vierte en ellas que nuestra afición no tiene límites.

Que todo el mundo haga un pensamiento responsable y que vea qué tiene mejor que hacer el día 13 de marzo de 2016. Es el día, es la hora.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti