www.lacalledeltoro.com

"El bou embolat es innegociable"

Mas de 115 cuadrillas de emboladores se unen y avalan un protocolo de actuación que preserva la liturgia de la embolada


«La legalidad del bou embolat es incuestionable e innegociable, por lo tanto todas las circulares que puedan enviar los colectivos animalistas o bien las declaraciones que realizan algunos cargos políticos de la Comunitat Valenciana poniendo en duda esta modalidad de festejo popular carecen de fundamento legal alguno. Son opiniones personales que no deben influenciar a ningún Ayuntamiento en el desarrollo dentro de las fiestas». Así de contundente se muestra la Federación de Peñas Taurinas de Bous al Carrer, en palabras de su presidente Vicente Nogueroles, ante los ataques que en los últimos tiempos han venido sufriendo algunos organizadores de bou embolat por parte de antitaurinos y también ayuntamientos poco favorables a la celebración de uno de los tipos de festejo más tradicionales de cuantos se celebran en la Comunitat.

Para reforzar esta idea y con el objetivo de evitar males mayores, desde la Federación se trabaja desde hace tiempo en el Protocolo de Emboladors', un texto que ya está en poder del Director de la Agencia de Seguridad, José María Ángel y con el que pretenden «cerrar otra puerta más a un movimiento totalmente desinformado de la singularidad de la Fiesta».

José Vicente Eixarch Broseta, 'Brosa' en el mundo del bou al carrer, se define como «sólo un colaborador más, aquí la clave es el trabajo en equipo», dentro de una junta creada dentro de la Federación en la que también figuran José Camarelles, Ramón Valladolid o Toni Blanquet. Embolador de toros como el resto, en su caso desde hace más de veinte años en su Llíria natal, explica los motivos que les llevaron a buscar la unión y ponerse a trabajar. «Nos ponemos en marcha cuando se empiezan a recibir ataques contra el toro embolado que eran inadmisibles y carentes de razón. Para que nuestra defensa tuviera un mayor peso, comenzamos a aglutinar y registrar a todas las cuadrillas de emboladores de la Comunitat y también del resto de España para elaborar un texto conjunto que refleje la liturgia del toro embolado, la manera de llevarlo a cabo y dejar claro que el animal no sufre durante el festejo como a la sociedad le quieren hacer creer algunos. Comenzamos con un grupo de whatsapp y a día de hoy ya tenemos registradas alrededor de 115 cuadrillas».

Ante los rumores que apuntaban hacia un cambio en la normativa del toro embolado, desde la Federación quieren dejar claro que «no va a cambiar nada. Todo va a seguir igual y los aficionados tienen que estar tranquilos».

El último sábado de enero, Meliana acogió una reunión con cerca de cien emboladores llegados desde todos los puntos de la Comunitat y del resto del país. Emboladores de entre tres y cuatro generaciones diferentes unidos con el objetivo de dar a conocer esta singular y única puesta en escena. Como colofón al acto y para reforzar su trabajo, el ganadero Adolfo Martín apadrinó el acto con unas palabras en las que transmitió todo su apoyo a los festejos populares. «La base de todo el trabajo es enseñar a quien no lo conoce, lo que es el toro embolado y lo que representa para nuestra tierra. Hay testimonios gráficos de emboladas con herrajes convencionales de finales del siglo XIX, por lo que la tradición es más que evidente. Los primeros que amamos el toro somos nosotros y hemos evolucionado, nos hemos profesionalizado de manera que el animal no sufre durante el festejo», comenta José Vicente Eixarch, antes de puntualizar: «la reunión también sirvió para dejar claro que la Federación necesita el apoyo de todos los emboladores, no en vano va a servir de enlace entre nosotros y la autoridad. La aceptación que tuvo para todos el trabajo que se está desarrollando fue palpable en Meliana. Hay que tener en cuenta que vinieron personas que llevan cincuenta años embolando toros y no es fácil normalizar algo que ellos consideran que están haciendo bien. Los hemos escuchado, los hemos hecho partícipes del proyecto y todos caminamos en la misma dirección».

El precedente catalán

A la hora de ponerse a trabajar, los emboladores de la Comunitat contaron desde el primer minuto con el apoyo de los profesionales catalanes del sector. No hay que olvidar que en las tierras del Baix Ebre los correbous son intocables pese a celebrarse en un territorio más que complicado para ellos. «Los compañeros de Cataluña ya redactaron su Manual de Bases Prácticas del Bou Embolat que nos ha servido de mucho para elaborar el nuestro. Desde aquí quiero aprovechar para agradecerles toda su colaboración».

Además de normalizar los usos y procedimientos de lo que debe de ser una embolada, el nuevo protocolo también reforzará la figura del embolador, tal y como manifiesta Brosa, «el embolador pasa a tener su importancia dentro del festejo. A partir de ahora tendrá la potestad de decidir qué se hace en caso de un incidente o problema durante la embolada. Junto al ganadero y el director del festejo, se elaborará un informe contra en el que se dejará constancia de que el animal está en perfectas condiciones y así evitaremos que los posibles ataques de los antis tengan fundamento».

Hay que recordar que la administración competente en materia de Bous al Carrer avala la legalidad del Bou Embolat mediante un Real Decreto, reforzado aún más si cabe la iniciativa. «Unidos somos más fuertes, todo esto va a servir para que nadie pueda impedir que el pueblo siga disfrutando de su pasión», concluye Brosa.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti